“Yo pude haber hecho eso”

Es horrible ir con alguien a un museo y que desacredite una pintura con un “Yo pude haber hecho eso! Está facilísimo!”¿Cómo contestamos con prudencia cuando una persona te afirma con una seguridad inmensurable que ellos pudieron haber pintado un Pollock?

Dos cosas;

  1. En realidad tu no lo pudiste haber hecho
  2. Tu no lo hiciste

Pero igual hay gente que no está satisfecha con esa respuesta.

Cuando estás frente a una pintura de arte moderno o de cualquier época y te sientas tentado a decir “Yo pude haber hecho eso!” o “Nombre, hasta un guerco de 5 años lo pudo haber hecho” piensa si de verdad tu lo pudiste haber hecho. Tomemos por ejemplo la pintura de Peit Mondrian, Composition I, II, III, que a primera instancia se puede ver muy fácil de hacer pero si haz intentado pintar en óleo sabrás que es una tarea muy difícil de generar líneas así de suaves y con textura lisa en una aplicación continua sin usar scotch o algo para guiarte. O también los detalles que hay en el cuadro, como las líneas que terminan justo antes de que el bastidor acabe que indica claramente que ni una persona que acaba de empezar su carrera artística hizo esto.

Mondrian_Composition-No.-III-Composition-with-Red-Blue-Yellow-and-Black

También tenemos el ejemplo de Cy Twomly, School of Fontainebleau que recibe mucha crítica de que parecen garabatos de niños de 5 años. Es tan fácil decir eso, pero al acercarte al cuadro te puedes dar cuenta que la calidad y el carácter de sus líneas es impresionante y el uso y ausencia del color es exquisito. De mis favoritos!!!

Cy-Twombly-Fontainebleau-5-thumb-900x544-42564.jpg

Y si todavía ves estas pinturas y dices “como quiera lo pude haber hecho yo!” entonces inténtalo, puede llegar a ser una actividad muy productiva y necesaria para ponernos en los pies del artista y darnos cuenta de cómo están hechas las cosas.

Ahora hablemos de que en realidad si pudiste haber hecho dicha pintura, pensemos en Feliz Gonzalez Torres y su obra de arte llamada Untitled (Perfect Lovers), dos relojes comerciales que sus horas, minutos y segundos están sincronizados. Y si, claro, puedes ir a una tienda, comprar dos relojes iguales, colgarlos en la pared y se verían exactamente igual. Sin embargo, también pudiera ser un experimento interesante ver por cuánto tiempo logras que se sincronicen y cuál se queda sin baterías primero pero de igual manera, te estaría faltando algo clave para esta obra de arte.

perfect lovers

Intención.

El titulo claramente te invita a que consideres estos relojes como metáfora para los amantes y como dos personas con corazones latiendo como el tic tac de los relojes pueden estar en sincronía perfecta y después involuntariamente desincronizarse. El titulo después sugiere que inclusive después de caer en la desinconización pueden seguir adelante a su paso en perfectas condiciones.

Pero todavía hay mas historia detrás porque esta obra de arte no fue hecha por cualquier persona en cualquier momento de su vida, fue hecha por Felix Gonzalez Torres, quién era públicamente gay y que hizo esta obra de arte después de que su pareja, Ross, fue diagnosticado con SIDA. El trabajo de Gonzalez-Torres, fue estratégicamente político y esta romántica y desgarradora historia de amor nos hace conectarnos más con su pieza de los relojes cuando sabemos que su pareja murió en 1991 y él muere en 1996, la batería de su reloj aguantó 5 años más que el de su pareja.

Y si piensas que una obra de arte te necesita decir todo lo que debes saber sin la ayuda de las etiquetas de información al lado de ellas, entonces difícilmente te pueda convencer de lo contrario.

Pero para mi, ya sea la Mona Lisa, un Picasso, una pintura de un paisaje en una tienda de ropa, o un iPhone, cada objeto está creado en circunstancias que son esenciales para su creación y en maneras que le agregan un valor a su significado.

Pero de vuelta a Gonzalez-Torres, muchos de sus trabajos dependían en la manera en qué tan fácil era reproducirse, como pilas de papel, montones de dulces, que el espectador era invitado a que agarrara. El quería que sus trabajos se esparcieran y que pudieran estar en diferentes lugares al mismo tiempo, invitando al espectador que también formara parte de él. (Ahorita la exhibición está en el Art Institute of Chicago).

candy

Para esta obra de arte no es el hecho de que lo puedes o pudiste haber hecho, sino que Gonzalez-Torres quiere que lo hagas, te invita a que lo hagas y eso es parte de sus obras.

Cuando dices “Yo lo pude haber hecho”, lo que realmente estás diciendo o lo que hoy te recomiendo que digas es “Esto no demuestra una habilidad o talento impresionante y personalmente, eso es lo que busco yo en una obra de arte”. Es perfectamente aceptable tener una preferencia en gustos sobre el arte, como buscar trabajos hechos con talentos que no todo mundo tiene, pero la historia del arte ha cambiado y a principios del siglo 20, tomó un giro completamente diferente en cuánto a materiales con el mero principio de evitar enseñar una habilidad técnica en el tema y con mucha razón; retar y dominar las tendencias en el arte en ese tiempo o para cuestionar el valor de ciertos objetos.

Han habido muchas teorías sobre la manera en la que el arte se fue separando del talento o habilidad nata en el siglo 20, como la industrialización, inventando nuevas manera de reproducir algo y no nos podemos olvidar del auge de la fotografía, que hizo que se cuestionara la relevancia de pasar horas aprendiendo como pintar algo realísticamente. En lugar de convertirse en aces de la pintura o cualquier medio, algunos artistas comenzaron a empujar los límites de esos medios. Hay esculturas no monumentales, hay pinturas poco detalladas, dibujos hechos voluntariamente simples. No significa que estos trabajos no requieran habilidad, significa que requieren otro tipo de habilidad, como la investigación, deducción, colaboración, exploración de nuevos materiales, pensamientos radicales, razonables.

Así como admiramos trabajos que no requieren talento o habilidad nata, así debemos de valorar a los artistas no por su manera de hacer cosas con sus manos pero por su efectiva y perfecta ejecución de transmitir buenas ideas. Es el pensamiento que le da vida al objeto o lo que otros piensan que le da vida al objeto, no el objeto en sí.

La próxima vez que te sientas tentado a decir “yo pude haber hecho eso”, pienso que deberías tomarte unos segundos en preguntarte, ¿por qué hicieron eso? ¿Cuáles fueron las circunstancias que me llevaron a mi no hacer eso y a ese artista tan impulsado a no solo pensar en esa idea y traerla a la vida, pero también encontrarle una audiencia?¿Cuáles son las ideas sociales, políticas o económicas rodeando este objeto?

Puedes todavía admirar talento y habilidad, pero también puedes abrirte a un mundo del arte más grande y más amplio y con más posibilidades.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s